upper waypoint

¿Trabaja al aire libre? Estas son las protecciones que su jefe debe de ofrecer

Save ArticleSave Article
Failed to save article

Please try again

Un hombre prepara una orden de tacos de canasta en un puesto callejero.
Felipe Reyes sirve tacos de canasta en la calle Mission de San Francisco el 6 de agosto de 2021. Para quienes trabajan al aire libre, existen protecciones y reglas cuando las temperaturas superan los 95 grados Fahrenheit. (Beth LaBerge/KQED)

Read in English

¿No tiene tiempo para leer toda la guía? Haga clic en los enlaces para visitar esa sección en particular:

Cada año, el Área de la Bahía está experimentando olas de calor cada vez más intensas, como lo que ocurrió en septiembre de 2022, cuando varias ciudades registraron temperaturas récord. San José, Santa Rosa y otros lugares superaron los 100 grados Fahrenheit.

Aunque algunas personas pueden trabajar en hogares u oficinas que cuentan con aire acondicionado, muchos trabajadores esenciales, como los de la construcción, los trabajadores agrícolas y los repartidores, tienen que permanecer al aire libre, expuestos a las altas temperaturas.

Cuando hay una ola de calor en California, todas las compañías y patrones están obligados por ley a proporcionar cuatro cosas a sus empleados que trabajan al aire libre: agua fresca, sombra, descansos y un plan de emergencia.

Estas son las normas establecidas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de California (Cal/OSHA, por sus siglas en inglés), las cuales protegen a todos aquellos que trabajan al aire libre, sin importar su situación migratoria o tipo de empleo.

Sin embargo, varias personas que trabajan al aire libre han compartido con KQED que no es fácil abordar este tema con su empleador. Algunos temen perder su trabajo si alzan la voz, mientras que otros no están seguros si pueden recibir estas protecciones debido a su estatus migratorio.

“Es una verdadera preocupación”, dijo David Hornung, coordinador del programa de calor y agricultura de Cal/OSHA, “los trabajadores no quieren pedir sus protecciones laborales debido a su preocupación de sufrir represalias”.

Si usted está trabajando al aire libre durante una ola de calor y su empleador no le otorga las protecciones necesarias, hay varias cosas que puede hacer, incluso si no se siente cómodo planteando las cosas directamente a su supervisor.

Sponsored

¿Cuáles son las protecciones de Cal/OSHA?

En julio de 2006, una gran ola de calor en California provocó la muerte de al menos 140 personas en dos semanas, la mayor tasa de mortalidad registrada en un solo evento de calor. Debido a esta situación, los reguladores estatales decidieron aumentar las protecciones para quienes trabajan al aire libre.

“El empleador debe proveer agua potable que sea fresca y gratuita para que cada trabajador tenga lo suficiente para beber”, dijo Angela Yahaira Breining, abogada del programa de derechos laborales en el Centro Legal de la Raza en Oakland.

Según las normas de California, cada trabajador debe recibir un cuarto de galón de agua por hora (eso equivale a un poco menos de un litro de agua). E incluso si los trabajadores traen sus propias botellas de agua, los empleadores deben tener suficiente agua disponible en el lugar de trabajo.

Cuando las temperaturas superan los 80 grados Farenheit (o 26 centigrados), los empleadores también deben proveer un área con suficiente sombra para acomodar a todos los trabajadores en el lugar, como una carpa. Pero Breining agrega que los trabajadores también tienen derecho a pedir un descanso bajo la sombra, sin importar la temperatura, siempre que estos lo consideren necesario.

Y cuando las temperaturas superan los 95 grados Farenheit (o 35 centigrados), “los supervisores deben observar a los empleados con regularidad”, dice Breining.

Tener un supervisor en el lugar de trabajo, explica Breining, es necesario para establecer un sistema de comunicación que pueda entrar en acción si un trabajador empieza a sentirse mal. “Si a alguien le duele la cabeza, hay que hacer que esta persona se siente, asegurarse de que haya una forma de comunicarse con los superiores y tener un plan de emergencia”, explica ella.

Tener un plan de emergencia es el siguiente requisito para los empleadores, dice Hornung, de Cal/OSHA. Eso incluye “entrenar a todos los empleados para que reconozcan los signos y síntomas de las enfermedades causadas por el calor en ellos mismos o en sus compañeros de trabajo”.

Un obrero está sentado en la parte trasera de una camioneta, pelando frijoles. Hay una carpa encima de la camioneta y su rostro está detrás de la carpa.
Un vendedor sentado en la parte trasera de una camioneta cubierta de lona en el distrito de la Misión de San Francisco pela frijoles el 6 de agosto de 2021. (Beth LaBerge/KQED)

¿Quién tiene derecho a estas protecciones?

Algo que Hornung escucha a menudo es que las normas de Cal/OSHA sólo se aplican a ciertas industrias. Pero él aclara: “estas protecciones son para todos aquellos que trabajan al aire libre, no sólo los trabajadores del sector agrícola”.

“Se aplica a los trabajadores de la construcción, a los jardineros, a los paisajistas, al personal de mantenimiento y a cualquiera que conduzca camiones que no tengan aire acondicionado”, él agrega.

Otro error común, añade Hornung, es que estas normas sólo protegen a los ciudadanos o a las personas con estatus migratorio válido.

“La ley estatal para la seguridad en el trabajo es genial porque protege a todos los trabajadores sin importar su estatus migratorio”, dijo. “Así que si cuenta con documentos o no, sigue protegido por nuestras normas”.

Pero si usted trabaja de manera informal, las cosas son un poco más complicadas y a menudo dependen de la situación.

Hornung explica que Cal/OSHA necesita verificar primero que existe una “relación empleado-empleador”, es decir, que el trabajador ha dado su mano de obra a cambio de un pago. Esto puede incluir a los trabajadores que no tienen un contrato formal de empleo.

“Si un trabajador recibe un pago de un empleador, entonces eso establece una relación empleado-empleador”, dijo Hornung.

Pero las protecciones contra el calor no se aplican a quienes trabajan por su propia cuenta, o sea, quienes son sus propios jefes, como es el caso de los dueños de carritos de fruta que venden sus propios productos.

Si mi jefe no cumple con las reglas de Cal/OSHA, ¿cómo debo de hablar de esto con él?

Aunque puede ser difícil para algunos trabajadores acercarse a sus supervisores, las leyes laborales de California prohíben a los empleadores tomar represalias contra los trabajadores que alcen la voz sobre las condiciones de trabajo inseguras.

“Es ilegal que un empleador tome represalias contra esto, hablar de un derecho laboral al que tienen derecho”, dijo Breining, la abogada de derechos de los trabajadores.

Ella recomienda a los trabajadores que documenten por escrito todo lo que ocurre, incluyendo las fechas y lugares en los que sus jefes no han respetado las normas. Y sugiere que los trabajadores también se dirijan a sus empleadores por escrito, en forma de mensaje de texto, un correo electrónico o una carta tradicional.

Más en español

“Diga específicamente qué es lo que pide”, dice Breining. “¿Está pidiendo que el empleador ofrezca un entrenamiento, que vea cuál es el plan para prevenir las enfermedades causadas por el calor, o que reciba más descansos en la sombra?”.

Documente cada vez que su empleador no siga las normas sobre el calor, ya que eso puede ser útil más adelante si usted decide presentar una queja ante Cal/OSHA, dice Breining.

Mientras tanto, Hornung sugiere que los trabajadores que temen represalias inmediatas discutan primero el asunto con sus compañeros para conseguir apoyo adicional. “Así que, en lugar de que usted como individuo se lo pida a su jefe, intente que sus compañeros de trabajo lo hagan en grupo”, dice.

Sin embargo, el hecho de que las represalias sean ilegales no impide que un empleador tome represalias contra los trabajadores que denuncian una injusticia laboral, dice Cynthia Rice, abogada de derechos laborales.

“Nunca decimos que el empleador no puede tomar represalias contra usted, porque por supuesto que el empleador puede tomarlas”, ella dijo a KQED. Si cree que su empleador le ha despedido o le ha recortado las horas porque alzó la voz sobre lo que pasa en su lugar de trabajo, puede presentar una denuncia con las oficinas del estado, quienes pueden iniciar una investigación.

El carrito de un vendedor ambulante, el cual lleva varios contenedores de plástico que guardan fruta fresca y cortada. El carrito está protegido de los rayos del sol por un parasol.
Un comerciante vende fruta cortada bajo una sombrilla en el distrito de la Misión de San Francisco el 6 de agosto de 2021. (Beth LaBerge/KQED)

Mi empleador no me ha escuchado. ¿Qué hago ahora?

Si un empleador se rehusa a proporcionar las protecciones requeridas contra el calor, el siguiente paso puede ser presentar una queja ante Cal/OSHA, lo cual puede hacer de manera anónima.

La agencia tiene varias sucursales en el Área de la Bahía con las que un trabajador puede ponerse en contacto directamente para presentar una denuncia según donde se ubique su lugar de trabajo.

  • Los trabajadores de San Francisco pueden llamar al (415) 557-0100.
  • Los trabajadores del condado de San Mateo pueden llamar a la oficina de Foster City al (650) 573-3812. Esta oficina también atiende a los trabajadores de algunas localidades de Santa Clara, como Palo Alto, Mountain View y Sunnyvale.
  • La mayoría de los trabajadores del condado de Santa Clara pueden llamar a la oficina de Fremont al (510) 794-2521.
  • Los trabajadores del condado de Alameda pueden llamar a la oficina de Oakland al (510) 622-2916.
  • Los trabajadores del norte de la Bahía, lo que incluye a los condados de Sonoma, Napa, Solano, Marín y Contra Costa, pueden llamar a la oficina de American Canyon al (707) 649-3700.

También hay una línea de ayuda estatal para el calor que ofrece asistencia tanto en español, inglés y muchos idiomas más: (833) 579-0927.

Al presentar una denuncia, le harán preguntas sobre su empleador o empresa, como el nombre, la ubicación y el número de trabajadores en el lugar, cuántas horas trabaja al día, y cuál es el problema de seguridad. Aquí es cuando resulta especialmente útil tener un registro escrito de los incidentes o conversaciones anteriores que tuvo con su jefe.

Es opcional dar su nombre, pero Hornung, de Cal/OSHA dice que si usted da su información de contacto, puede ser notificado cuándo Cal/OSHA reciba su informe y si la dependencia decide investigar la situación.

Si Cal/OSHA se hace cargo de su caso, la agencia asignará un inspector a su lugar de trabajo que hablará con los empleadores y los empleados.

“Si confirmamos que hubo alguna infracción del código de California”, dice Hornung, “el empresario será multado por esas infracciones”. El empleador también tendrá que resolver cualquier situación que esté poniendo en riesgo a los trabajadores.

Un obrero está sentado en la parte trasera de una camioneta, tapado del sol por una carpa. Sus manos cuidadosamente pelan frijoles.
Un vendedor se protege del sol mientras pela frijoles en San Francisco el 6 de agosto de 2021. David Hornung, de Cal/OSHA, dice que las protecciones estatales contra el calor se aplican a todas las personas que trabajan al aire libre, no sólo a los trabajadores agrícolas. (Beth LaBerge/KQED)

Si su empleador decide tomar represalias contra usted durante este tiempo y le amenaza, le recorta las horas o le despide, eso es motivo para presentar una queja por represalias ante la Oficina del Comisionado Laboral del estado. Puede reportar una represalia por internet (en la página web de esta agencia, aparece un botón en la parte superior de la pantalla que dice ‘Translate,’ donde puede escoger la opción de ‘Spanish’.) También puede llamar al (714) 558-4913 o escribir un correo electrónico a la dirección: oshaRetaliation@dir.ca.gov.

“Si (su empleador) toma represalias contra usted, usted tiene un recurso”, dijo Breining. “Pueden ofrecerle de nuevo su empleo, el empleador sería sancionado y si perdió sus ingresos por la represalia, puede recibir este salario”.

Si usted es un trabajador agrícola, otra opción es presentar una queja contra su empleador ante el Consejo de Relaciones del Trabajo Agrícola de California (ALRB, por sus siglas en inglés). El ALRB investiga posibles prácticas laborales injustas, incluyendo las represalias de un empleador contra un trabajador que denuncia condiciones de trabajo inseguras.

El ALRB requiere que al menos dos empleados presenten la denuncia. Usted puede presentar una denuncia utilizando este formulario (sólo disponible en inglés) y luego enviarla, ya sea por correo o por fax, a la oficina del ALRB más cercana. En el Área de la Bahía, la oficina regional del ALRB está en Santa Rosa y lo pueden atender en español:

606 Healdsburg Avenue
Santa Rosa, CA 95401
Teléfono: (707) 527-3256
Fax: (707) 576-2360

¿Cuáles son mis otras opciones?

En el 2021, los trabajadores de un restaurante de comida rápida de Oakland presentaron una queja de seguridad por COVID-19 en su lugar de trabajo ante Cal/OSHA contra su empleador, alegando condiciones de trabajo inseguras. Los funcionarios de la agencia respondieron nueve meses después diciendo que no se había encontrado ninguna violación, incluso cuando los empleados que presentaron el informe original afirman que los inspectores nunca se pusieron en contacto con ellos.

La falta de personal ha dificultado el trabajo de Cal/OSHA durante años, y estos problemas han aumentado durante la pandemia, limitando la capacidad de la agencia para investigar las denuncias de trabajadores.

Sin embargo, la agencia sí ha logrado multar este año a cientos de empleadores que no han cumplido con las normas del estado. Tomará tiempo, pero presentar una denuncia puede producir un resultado.

Pero hay otras medidas que se pueden tomar.

Breining, la abogada de los derechos de los trabajadores, señala que hay múltiples oficinas de ayuda legal en el Área de la Bahía que pueden apoyar a los empleados a lo largo del proceso legal, la mayoría de las veces sin costo alguno, incluyendo el Centro Legal de la Raza.

“Estamos más que contentos de ayudarles (a los trabajadores) a presentar la queja o ayudarles a hacer una carta de demanda si realmente no quieren pasar por el proceso más formal”, dijo.

Breining añade que, en muchos casos, los trabajadores acuden a su oficina cuando sus empleadores ya han tomado represalias contra ellos o ya han sufrido enfermedades relacionadas con el calor. Aunque el Centro Legal puede proporcionar asistencia, anima a los trabajadores a buscar ayuda antes de que las cosas vayan mal.

“Preferimos ayudar cuando esta situación esté sucediendo para que no tengamos que utilizar los procesos legales más difíciles después de los hechos”, dijo.

Estas son algunas organizaciones que ofrecen ayuda legal gratuita a los trabajadores del Área de la Bahía:

Una versión de esta historia fue publicada originalmente en inglés el 8 de septiembre de 2021. Este artículo incluye información de Farida Jhabvala Romero de KQED.


Este artículo fue traducido por la periodista María Peña y editado por el periodista Carlos Cabrera-Lomelí.

Sponsored

Sponsored

lower waypoint
next waypoint
Why California Environmentalists Are Divided Over Plan to Change Power Utility RatesAngela Davis and Black Student Leaders Talk Social Justice at Alameda High School EventWhy Renaming Oakland's Airport Is a Big DealCalifornia Court to Weigh In on Fight Over Transgender Ballot Measure Proposal LanguageBay Area Indians Brace for India’s Pivotal 2024 Election: Here’s What to KnowHow a Pivotal Case on Homelessness Could Redefine Policies in California and the NationDespite California's Investments in Public Preschool, Child Care Challenges ContinueB. Hamilton: 'Hey Sunshine'Have We Entered Into a New Cold War Era?Inheriting a Home in California? Here's What You Need to Know