San Francisco Modificará Salarios Para Trabajadores de Bajos Recursos e Indocumentados Que Contrajeron Covid-19

Funcionarios de la ciudad esperan que el programa empiece en unas semanas y que ayude a los más de 1,300 trabajadores en San Francisco. (Sara Bloomberg/KQED)

Leer en inglés.

Debido a que la comunidad Latina de San Francisco continúa sufriendo un crecimiento de casos de covid-19, la ciudad planea empezar a ofrecer más de $1,200 en ayuda financiera para las personas que no pueden mantenerse aislados al dar positivo, de acuerdo con la oficina de la alcaldesa.

El programa “Derecho a Recuperarse” usará donaciones privadas para proveer dos semanas de salario mínimo para personas que viven en San Francisco. Las personas que son elegibles son las cuales, por estatus migratorio u otras razones, no tienen beneficios tales como ausencia por enfermedad con goce de sueldo o aseguranza de desempleo para usarse mientras se tiene que recuperar en casa.

“Cuando una persona es diagnosticada con covid-19, queremos que sea posible que se enfoquen en su salud y otras acciones necesarias para que se reduzca el contagio del virus, en lugar de como pagar sus cuentas,” dijo la alcaldesa London Breed en un comunicado.

Funcionarios de la ciudad esperan que el programa empiece en unas semanas y que ayude a los más de 1,300 trabajadores en San Francisco. La contribución inicial será de $2 millones del fondo de recuperación y respuesta al covid-19 de Give2SF.

San Francisco fue una de las primeras ciudades en los Estados Unidos en implementar medidas estrictas para frenar la propagación del coronavirus. Pero la tasa de infecciones en la ciudad ha afectado desproporcionadamente a las comunidades de bajos recursos y minoritarias, de acuerdo con expertos de salud pública.

De acuerdo con información del Departamento de Salud Pública de San Francisco, los Latinos representan solamente el 15% de la población total de la ciudad, pero las infecciones entre Latinos han incrementado a casi la mitad de todos los casos confirmados de covid-19. Por otro lado, personas blancas no Hispanas las cuales representan el 40% de la población de San Francisco, solamente representan el 15% de los casos de coronavirus.

En un estudio reciente de la Universidad de California, San Francisco (UCSF) se indicó que una de las razones por las cuales los Latinos de nivel económico bajo tienen un mayor riesgo de contraer el virus es porque muchos no pueden trabajar desde casa.

En el estudio, el cual examinó a casi 3,000 residentes y trabajadores en la gran comunidad Latina en el barrio de la Mission, se encontró que la mayoría de los que fueron infectados tienen un salario menor a $50,000 al año. Además, es necesario que los trabajadores salgan de sus casas para ganar dinero, en su mayoría proveyendo servicios esenciales.

Los trabajadores indocumentados no son elegibles para seguro de desempleo federal o para cheques de ayuda debido al coronavirus. Incluso cuando ellos contribuyen un estimado de $3 billones al año en impuestos locales y estatales en California.

“Algunas de las cosas que escuchamos fueron, ‘Bueno, es que soy asintomático. Me siento bien. Y si doy positivo eso significa que no puedo trabajar en dos semanas, y ¿cómo voy a pagar mis cuentas?’,” dijo Jacobo.

Más Información Sobre el Coronavirus

La supervisora de distrito Hillary Ronen, la cual supervisa el distrito de la Misión, propuso el programa a principios de mayo como respuesta al estudio de UCSF.

“Trabajadores con salario mínimo merecen la oportunidad de estar en cuarentena si están enfermos sin el miedo de perderse sus ingresos,” dijo Ronen en su comentario. “Que las dificultades financieras no se interpongan en el camino de los trabajadores que están enfermos y que necesitan recuperarse y descansar está en beneficioso para todos.”

En San Francisco, funcionarios de salud pública recomendaron que aquellos que tengan un resultado positivo al covid-19 se auto aislen por lo menos 10 días después de presentar síntomas.
Todos los trabajadores en California, sin importar su estatus migratorio, tienen acceso al Seguro Estatal de Incapacidad si se enferman. Pero el estado puede tardar semanas en revisar una aplicación, lo cual no beneficia inmediatamente a las personas que son diagnosticadas con coronavirus y que quieren ponerse en cuarentena.

Por ley, en California los empleadores tienen que dar tres días de ausencia por enfermedad con goce de sueldo. En San Francisco, el pago de ausencia por enfermedad tiene que cubrir al menos nueve días. A nivel federal, el Families First Coronavirus Response Act, el cual fue aprobado por el Congreso en marzo, requiere que algunos empleadores provean a sus empleados con hasta dos semanas con goce de sueldo si tienen que estar en cuarentena.

Pero a los empleados que no cuentan con esos privilegios, tal como las personas indocumentadas, pueden tener miedo de ser despedidos si pelean por sus derechos. Especialmente cuando millones de personas están perdiendo sus trabajos en la crisis económica actual, mencionó Kim Ouillette, abogada de la organización sin fines de lucro Legal Aid at Work.

“Si los empleados empiezan a quejarse sobre sus derechos, es posible que los despidan. Esto es un ambiente laboral difícil,” dijo Ouillette, también añadió que las agencias de gobierno a cargo de proteger a los trabajadores, tal como la Oficina del Comisionado Laboral de California, pueden tardan de uno a dos años en resolver una queja.

“Para que California vuelva a la normalidad, es esencial que se haga un esfuerzo local y estatal de de proporcionar ayuda financiera de manera oportuna a personas que contrajeron el virus,” Ouillette dijo.

En San Francisco, después de que una persona es diagnosticada con covid-19, el Departamento de Salud Pública la entrevista. Una vez que el programa “Derecho a Recuperarse” sea lanzado, este departamento va a poder conectar a individuos que cumplen con los requisitos del programa así como a otros recursos, tales como hospedaje gratuito en donde se puedan aislar, de acuerdo con funcionarios de la ciudad.

Otra meta del programa es que se incrementen las pruebas de covid-19 a trabajadores esenciales.

“Muchos trabajadores dependen de su salario para sobrevivir y se niegan a hacerse la prueba del coronavirus porque tienen miedo de perder su salario,” dijo Cristina Padilla, una representante del Departamento de Salud Pública de San Francisco. “Trabajadores esenciales necesitan saber que si se hacen pruebas voluntariamente, y tienen un resultado positivo, también se les brindara con recursos para que estén en cuarentena, esto es para su propia protección y la protección del público en general.”

Leer más reportes de KQED en Español.


Este artículo fue traducido por la periodista, Adriana Morga.

Sponsored

Sponsored