'Esencial para todos': Cobra impulso el proyecto de ley de ayuda alimentaria para los californianos indocumentados

Save ArticleSave Article

Failed to save article

Please try again

Trabajadores del Banco Regional de Alimentos del Condado de Los Ángeles ayudan a distribuir alimentos a unos 2 mil vehículos que se espera lleguen a Willowbrook el 29 de abril de 2021, como parte de un esfuerzo continuo para ayudar a las personas afectadas por la pandemia del coronavirus. (Frederic J. Brown/AFP via Getty Images)

Read in English

Un proyecto de ley para ofrecer beneficios de ayuda alimentaria a inmigrantes indocumentados ganó impulso en la Legislatura de California, y ahora, los legisladores que apoyan esta medida esperan que los fondos para esta iniciativa puedan sobrellevar las negociaciones presupuestarias en curso entre los legisladores y el gobernador Gavin Newsom.

El proyecto de ley, conocido como la Ley de Alimentos para Todos (en inglés, Food For All Act, SB-464) beneficiaría a la comunidad indocumentada de bajos ingresos y otros que no califican, debido a su estatus migratorio, para la asistencia alimenticia CalFresh, ya que es financiada por el gobierno federal.

Varios activistas dicen que hasta un millón de residentes de California podrían verse beneficiados, incluyendo a los inmigrantes con protecciones humanitarias como la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) o el Estatus de Protección Temporal (TPS). Incluso, argumentan que muchos inmigrantes indocumentados son trabajadores esenciales, y deberían ser reconocidos por sus contribuciones al estado durante la pandemia de COVID-19.

Benyamin Chao, coordinador de políticas de beneficios públicos del Centro de Políticas para Inmigrantes de California, dijo que este proyecto de ley es particularmente fundamental porque el número de familias enfrentando el hambre se disparó durante la pandemia en medio de devastadoras pérdidas de empleo y la ausencia de asistencia pública universalmente disponible.

Sponsored

"La conclusión es que la comida es esencial para todos", dijo Chao. "Es esencial para que los californianos vivan una vida plena y saludable, independientemente de sus ingresos, su raza o etnia, o su estatus migratorio".

Chao, de 25 años, cuya familia llegó a EE. UU. desde la nación del sudeste asiático de Brunéi cuando él era un niño, también fue un inmigrante indocumentado y por experiencia personal, dijo que es necesaria esta ampliación de ayuda alimentaria.

Aunque finalmente se convirtió en residente legal permanente tras casarse con una ciudadana estadounidense, Chao dijo que el resto de su familia sigue siendo indocumentada.

"Mi familia siempre ha vivido con el riesgo de la inseguridad alimentaria", dijo. "Tengo una madre soltera. Ella tuvo que trabajar mucho para poner comida sobre la mesa...Ella es proveedora de cuidados a personas de edad avanzada. Es un trabajo muy duro, trabajar siete días a la semana".

Después de la universidad, cuando Chao seguía buscando trabajo, su pareja solicitó ayuda de CalFresh y recibió una prestación de $200 al mes. Chao dijo que la seguridad alimentaria que les dio les cambió la situación, permitiéndole gastar un poco más en ropa y transporte para entrevistas de trabajo.

"Me ayudó a invertir en mí mismo porque ya no estaba tan enfocado en gastar el dinero en comida", dijo. "Logré invertir en maneras que me permitieron no sólo sobrevivir, sino prosperar".

El primero de junio, Chao celebró la aprobación del proyecto de ley 464 por parte del Senado estatal, con 31 votos a favor y 9 en contra. El mismo día, los líderes demócratas de ambas cámaras incluyeron fondos para el programa en su paquete presupuestario conjunto, con $5 millones de dólares para el año presupuestario 2021-22, y una propuesta para aumentar progresivamente esa financiación hasta $550 millones de dólares en tres años.

Sponsored

El proyecto de ley y la subvención ampliarían el Programa de Asistencia Alimentaria de California (sólo en inglés), que proporciona ayuda alimentaria a unos 35 mil inmigrantes legales y refugiados que han sido excluidos de recibir cupones de alimentos federales desde la aprobación de una ley federal de reforma de la asistencia social de los años 90.

Mientras tanto, en junio de 2020, 4,8 millones de californianos recibían asistencia de CalFresh, el principal programa estatal de cupones de alimentos, financiado por el gobierno federal. Según el Instituto de Políticas Públicas de California, esto supone un aumento de casi el 20% con respecto a antes de la pandemia.

El análisis del proyecto de ley del senado indicó que la combinación de la pandemia, los incendios forestales y otros desastres "han tenido en todo el estado, un efecto abrumador en la seguridad alimentaria". El estudio citó un dato de la Oficina del Censo estadounidense, según el cual, en febrero, casi el 30% de los hogares californianos con niños padecen inseguridad alimentaria.

Varios senadores estatales republicanos contactados por KQED no respondieron a una solicitud para explicar su oposición al proyecto de ley, pero el Partido Republicano del estado, como lo establece en su plataforma (sólo en inglés), se opone a dar cualquier beneficio social a las personas que no tienen derecho legal de radicar en el estado.

La senadora estatal Melissa Hurtado, demócrata de Sanger, quien patrocinó el proyecto de ley, dijo que muchos de los trabajadores agrícolas inmigrantes en su distrito del Valle Central, son indocumentados y han enfrentado por mucho tiempo el hambre y la pobreza. Pero al verlos arriesgar su salud durante la pandemia para cosechar alimentos para otras personas, dijo, la impulsó a tomar medidas para ampliar la red de seguridad social para todos los californianos.

"La seguridad alimentaria no tiene que ver sólo con el estatus legal de alguien", dijo Hurtado. "Se trata de la humanidad, y de asegurarnos de que nos protegemos unos a otros en una época de desafíos".

La Asamblea estatal también aprobó recientemente un proyecto de ley relacionado, la medida AB 221 (sólo en inglés), por una mayoría arrolladora. Y Hurtado dijo que se siente alentada por el hecho de que los líderes de ambas cámaras apoyen ampliar la ayuda alimentaria, incluso cuando Newsom no incluyó fondos para ello en su propuesta de presupuesto de mayo.

Así que, mientras los legisladores comienzan a negociar con el gobernador para llegar a un acuerdo final antes de la fecha límite del 15 de junio para que la Legislatura apruebe un presupuesto, Hurtado dijo que seguirá argumentando a favor de esta expansión y por qué debería apoyarla el gobernador Newsom.

"Demuestra nuestro liderazgo a nivel nacional y que somos compasivos", dijo ella.

"Se trata de buena salud. Y también se trata de prosperidad y oportunidades. Y todos merecemos una oportunidad para lograrlo. Ya es hora de que hagamos lo correcto y aseguremos que los alimentos sean accesibles para todos."


Este artículo fue traducido por la periodista, María Peña y editado por el periodista, Carlos Cabrera-Lomelí.

Sponsored