upper waypoint

Guarderías en California: Las cuotas que pagan algunas familias podrían subir a partir del 1 de octubre

Save ArticleSave Article
Failed to save article

Please try again

Yolanda Thomas trabaja en un proyecto de arte con los niños de su guardería en su casa de Pittsburg el 14 de diciembre de 2022. A partir del 1 de julio de 2023, muchos padres que dependen de guarderías subvencionadas podrían tener que empezar a pagar cuotas por primera vez desde 2020. (Beth LaBerge/KQED)

Read in English

Durante la pandemia, California dejó de cobrar las cuotas mensuales de varios programas para el cuidado de niños, con el próposito de ayudar a las familias con menos ingresos acceder al cuidado infantil.

Pero a partir del 30 de septiembre, estos subsidios estatales desaparecerán, lo que significa que estas familias tendrán que pagar mucho más para porder seguir llevando a sus pequeños a la guardería.

Anteriormente, las cuotas para las guarderías subvencionadas por el estado iban a regresar el 30 de junio, pero el gobernador Gavin Newsom llegó a un acuerdo la semana pasada para extender hasta el 30 de septiembre el programa de ayuda financiera que ha congelado estas tarifas. Newsom anunció que el estado usará 29.4 millones de dólares para extender esta ayuda a familias de bajos ingresos que necesitan cuidado infantil, pero todavía se desconoce qué pasará después del 30 de septiembre.

Esta es una situación complicada y cambiante, y para complicarla aún más, estos cambios podrían verse frenados por una o varias medidas legales en curso.

Así que si usted o alguien que conoce depende del cuidado infantil subsidiado por el estado, siga leyendo para saber cómo podría verse afectado, qué puede hacer ahora para prepararse para un posible aumento de los costos, y qué están haciendo las autoridades en respuesta a esta situación. Seguiremos actualizando esta guía a medida que sepamos más.

Ir directamente a:

¿Por qué está subiendo el costo de las guarderías subvencionadas en California?

Desde 1998, las familias que participan en programas de asistencia para el cuidado de niños en California tienen que pagar una cuota mensual, también llamada copago, la cual es determinada por su nivel de ingresos. Estas cuotas mensuales se conocen como “cuotas familiares”, y van desde $36 a $600 dólares al mes.

Al inicio de la pandemia, California recibió permiso del gobierno federal para no cobrar las cuotas familiares y dejó de cobrarlas temporalmente a las familias que ya recibían subsidios para las guarderías a tiempo parcial o completo.

California pudo detener la recolección de estas cuotas gracias a fondos federales asignados durante la pandemia. Pero esta ayuda del gobierno federal se está agotando. Esto significa que, a partir del 1 de octubre, las familias volverán a tener que aportar las cuotas familiares, a menos que las autoridades estatales tomen acción.

Sponsored

Si regresan las cuotas familiares a partir del 1 de octubre, ¿cuáles familias son las que tendrían que pagar por la guardería?

Las normas federales permiten a los estados fijar sus propias cuotas familiares, en función del tamaño de la familia y sus ingresos, siempre y cuando estas sean asequibles y no se conviertan en un obstáculo para que las familias reciban asistencia.

En la actualidad, para tener derecho a una guardería subvencionada por el estado, una familia debe ganar el 85 por ciento o menos del ingreso promedio del estado. En California, esa cantidad sería de 82 mil 102 dólares anuales para una familia de tres miembros, y de 95 mil 289 dólares para una familia de cuatro.

Quienes ganan menos del 40 por ciento de esa cantidad no pagan nada por la guardería. Las familias que ganan entre el 40 por ciento y el 85 por ciento de los ingresos promedios del estado pagan una cuota a la guardería que se calcula según una escala variable. Esta tarifa puede llegar a ser hasta al 10 por ciento de los ingresos de una familia.

Sin embargo, el Departamento de Servicios Sociales de California ha reiterado que las familias que ganan el 39 por ciento o menos de los ingresos medios del estado, y las familias que reciben ayuda CalWORKS, no tendrán que pagar cuotas después del 1 de octubre. Además, las familias que reciben ayuda de los Servicios de Protección Infantil pueden quedar exentas de las cuotas familiares durante otros 12 meses.

Usted puede utilizar la Calculadora de Cuotas Familiares de Cuidado Infantil (enlace disponible sólo en inglés) del Departamento de Servicios Sociales de California para ver cuánto tendría que pagar por cuidado infantil subvencionado, en función del número de personas de su familia y de sus ingresos mensuales.

¿Tiene problemas para calcular los ingresos mensuales de su familia? Puede utilizar esta hoja de cálculo (enlace disponible sólo en inglés), que también proporciona instrucciones sobre cómo sumar con exactitud los ingresos procedentes de trabajos irregulares o estacionales. También encontrará instrucciones sobre cómo incluir otras fuentes de ingresos mensuales, incluidas las ayudas públicas, las prestaciones por discapacidad o desempleo y la manutención por parte de su pareja.

Los defensores de los programas de educación infantil y guardería recomiendan a los padres que empiecen a ahorrar dinero, si pueden, para prepararse para el posible regreso de las cuotas familiares el 1 de julio. (Cavan Images/Getty Images)

¿Qué pueden hacer ahora las familias en medio de esta incertidumbre?

No haga cambios grandes en el cuidado de su hijo

Nina Buthee, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro EveryChild California, dice que su mensaje a las familias en este momento es mantenerse firmes en estos momentos, aunque las cosas puedan parecer inciertas.

“No se precipite ni saque a su hijo de ningún programa, independientemente de lo que diga este papel en términos de cuotas”, afirma Buthee, cuya organización defiende los programas de atención y educación infantil.

Buthee también cree que es muy probable que el estado reduzca las cuotas, incluso sin el apoyo del gobierno federal, algo por lo que EveryChild California, junto con otros, está abogando. Vea a continuación más información sobre las medidas legales que podrían cambiar la situación de las cuotas familiares en los próximos meses.

Ahorre lo que pueda ante el posible retorno de las cuotas familiares

Buthee recomienda que si su familia puede “ahorrar algo de dinero”, lo haga.

Y mientras ahorra, si es que puede, “sepa que hay activistas y legisladores que están trabajando muy, muy duro para asegurarse de que las cuotas familiares queden exentas al menos hasta el 1 de octubre, y además, esperamos conseguir que se reduzcan durante el resto del año”, dijo Buthee.

Asegúrese de que su familia está recibiendo todas las prestaciones a las que califica

Si su hogar califica para recibir estampillas de comida de CalFresh, asegúrese de que está recibiendo los fondos a los que tiene derecho. Si sus ingresos han disminuido o sus gastos han aumentado este año, puede solicitar más fondos. Si esta es su situación, póngase en contacto con su oficina local de servicios sociales. Consulte los requisitos de ingresos y las asignaciones mensuales máximas de CalFresh vigentes hasta el 30 de septiembre de 2023.

Si está recibiendo su asignación completa de CalFresh y tiene problemas para conseguir alimentos, consulte nuestra lista de fuentes alternativas de asistencia alimentaria, incluidos bancos de alimentos (enlace disponible sólo en inglés).

También tenga en cuenta que si su familia utiliza Medi-Cal, a partir de abril tendrá que volver a certificar su elegibilidad para mantener su cobertura de Medi-Cal, lo cual ocurre por primera vez desde que comenzó la pandemia. Asegúrese de que su oficina local de servicios sociales tenga su información de contacto más actualizada, especialmente si se ha mudado durante la pandemia.

¿Qué podría cambiar la situación con las cuotas familiares?

De momento, el gobernador Gavin Newsom no ha incluido una propuesta para mantener las cuota familiar congeladas en su presupuesto para 2023-2024. Pero hay dos medidas legales en marcha que podrían cambiar esta situación.

La primera es a nivel estatal: La líder de la Asamblea de California, Eloise Gómez Reyes, propone suspender el cobro de estas cuotas hasta que el estado implemente un nuevo sistema de tarifas más equitativo. Su legislación también abordaría la forma en que se reembolsa a los trabajadores de guarderías por proporcionar cuidados subvencionados.

Más en español

En cuanto a la situación actual de esta legislación, fue aprobada por unanimidad por la Comisión de Servicios Humanos de la Asamblea el mes pasado y ahora se está estudiando en la Comisión de Educación.

Reyes dijo a KQED que las familias de California están pagando “hasta el 25 por ciento de sus ingresos” en estas cuotas y afirma que estas familias ya han demostrado que cumplen con los requisitos para recibir cuidado infantil subsidiado. “Y sin embargo estamos diciendo, sí, usted tiene que pagar casi $600 dólares al mes para el cuidado de su niño”, dijo Reyes.

El año pasado, Newsom vetó un proyecto de ley de Reyes para reducir las cuotas a partir del 1 de julio.

La segunda gran novedad que podría afectar a las cuotas familiares es que el 18 de abril, el Presidente Joe Biden firmó una serie de órdenes ejecutivas destinadas a mejorar el acceso a la cuidado infantil.

Una de las órdenes de Biden dirige al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. que estudie medidas para reducir o eliminar las cuotas para las familias que ya reciben ayuda financiera del programa federal ‘Child Care and Development Block Grant’ (CCDBG, por sus siglas en inglés).

Buthee, de EveryChild California, dijo que la orden ejecutiva de Biden anima a los estados a no imponer cuotas a quienes ganan el 75 por ciento o menos de la renta familiar media del estado. En el caso de las familias que ganen más del 75 por ciento, seguirán pagando las cuotas según una escala variable, pero la orden de Biden establece que las cuotas no superen el 7 por ciento de los ingresos familiares. Esto se debe a que el gobierno federal ha determinado que las guarderías que cuestan más del 7 por ciento del presupuesto familiar no son asequibles.

Read this story in English

El motivo por el que la orden ejecutiva de Biden es tan importante es que el reloj sigue corriendo en California: a fines de abril, el Departamento de Servicios Sociales y el Departamento de Educación del estado enviaron a los proveedores la nueva tabla de cuotas familiares que entraría en vigor a partir del 1 de julio (cuando comienza el nuevo año fiscal en California) porque las familias necesitan al menos un preaviso de 60 días. Dicho esto, aún no está claro cuándo podría cambiar el gobierno federal las normas relativas a estas cuotas.

Mientras tanto, los defensores del cuidado infantil en California y legisladores como Reyes han instado al estado a solicitar una prórroga federal para continuar eximiendo las cuotas hasta el 30 de septiembre, utilizando los fondos no gastados de la Ley de Asignaciones Suplementarias de Respuesta y Alivio del Coronavirus, que originalmente permitió la exención de tarifas familiares. Esto daría al estado más tiempo hasta que comience el año fiscal federal el 1 de octubre, cuando se espera que el gobierno federal cambie las regulaciones de los programas de cuidado de niños como el CCDBG.

El 25 de abril, un portavoz del Departamento de Servicios Sociales de California dijo a KQED en un correo electrónico que “actualmente, California no tiene una propuesta o solicitud pendiente con el gobierno federal en relación con las cuotas familiares.”

En resumen, es cuestión de esperar.

Una actualización: El 26 de abril, el Senado estatal señaló su apoyo al proyecto de Reyes al incluir en su propuesta la financiación del presupuesto 2023-24 para revisar la estructura de cuotas familiares “para evitar que las familias de bajos ingresos pierdan el acceso al cuidado infantil porque no pueden pagar las cuotas”.

Si regresan las cuotas familiares, ¿cómo se verían afectadas las familias californianas?

El portavoz del Departamento de Servicios Sociales de California, Scott Murray, dijo a CalMatters que más de 26 mil familias en varios programas de asistencia de cuidado infantil pueden haberse beneficiado de las exenciones de cuotas familiares en el año fiscal 2021-22.

En una encuesta realizada en 2023 por EveryChild California a padres y tutores con hijos en guarderías subvencionadas por el estado, el 56 por ciento de los encuestados afirmó que no podrían mantener a sus hijos en su programa actual si se llegaran a restablecer las cuotas familiares.

Rachel Church, madre soltera de San Francisco que trabaja en el sector de atención al cliente, dice que depende de una guardería subvencionada para poder cuidar a su hijo de 6 años. Antes de la pandemia, pagaba 200 dólares al mes por las cuotas familiares de la guardería. “Tengo estampillas de comida y trabajo tiempo completo, y sólo tengo lo suficiente para llegar a fin de mes, vivo de cheque en cheque, la cuota familiar sería una carga”, dijo Church.

“Cuando he tenido que pagar, es todo un reto tener que hacer ese pago, incluso con un horario a tiempo completo”, dijo.

Tener que volver a pagar las cuotas “nos dejaría definitivamente, yo creo, sin comida”, dijo Church. “Es lo primero que se me viene a la mente”.


Este artículo fue traducido por la periodista María Peña y editado por el periodista Carlos Cabrera-Lomelí.

Sponsored

Sponsored

lower waypoint
next waypoint
Why California Environmentalists Are Divided Over Plan to Change Power Utility RatesAngela Davis and Black Student Leaders Talk Social Justice at Alameda High School EventWhy Renaming Oakland's Airport Is a Big DealCalifornia Court to Weigh In on Fight Over Transgender Ballot Measure Proposal LanguageBay Area Indians Brace for India’s Pivotal 2024 Election: Here’s What to KnowHow a Pivotal Case on Homelessness Could Redefine Policies in California and the NationDespite California's Investments in Public Preschool, Child Care Challenges ContinueB. Hamilton: 'Hey Sunshine'Have We Entered Into a New Cold War Era?Inheriting a Home in California? Here's What You Need to Know