Los trabajadores inmigrantes impulsan la economía del Valle de Napa. Pero los incendios y el covid-19 están eliminando esos trabajos

Yalitza García (a la izquierda) y su cuñada recogen cajas de almuerzo del centro de evacuaciones en la universidad Napa Valley el 5 de octubre 2020. Ambas mujeres consideran la pandemia y los incendios como factores que han contribuido en la reducción de sus ingresos. (Farida Jhabvala Romero/KQED)

Read in English


 Recursos para trabajadores inmigrantes

Estas organizaciones ofrecen ayuda económica a inmigrantes indocumentados que viven en la regiones en donde se produce el vino:


Carlos Arnulfo Vergara llegó con el ceño fruncido al centro de emergencias del Colegio Comunitario Napa Valley  a principios de esta semana luego de huir del incendio Glass, el cual incineró gran parte de los condados de Napa y Sonoma.

Vergara, empleado de los campos por más de dos décadas, tenía planeado trabajar toda la temporada de cosecha este año. Pero la destrucción provocada por los incendios recientes que han calcinado viñedos enteros ha suspendido muchos de los empleos en lagares y viñedos, dijo él. 

"Ya se terminó. El incendio vino y acabó con todo", dijo Vergara de 59 años, un inmigrante mexicano que vive en el Centro de trabajadores agrícolas de Calistoga. "No voy a trabajar por el resto de octubre o noviembre. Esto es dinero que no irá a mi cartera".

Los miles de residentes de Calistoga, St. Helena y otras comunidades del Valle de Napa ya no están amenazados por los incendios luego de que los bomberos lograron controlar el incendio Glass, el cual ha calcinado más de 67 mil acres desde que comenzó el 27 de septiembre. Hasta el momento, el incendio ya ha sido contenido por más del 97%.

Pero muchos de los trabajadores inmigrantes Latinos, quienes son clave para la economía local, afirman que los incendios de este año han fomentado otro peligro: la pérdida de su ingreso y empleo.

Sponsored

Desde el inicio de la pandemia, muchas familias locales han sido afectadas económicamente a la misma vez que las restricciones sanitarias limitaron la capacidad de los restaurantes y negocios de turismo y vinícolas, según Jenny Ocón, directora ejecutiva de los centros familiares UpValley.

"Ha sido devastador para la comunidad. Una cosa tras otra," dijo ella. "Y en particular, la comunidad inmigrante ha sido afectada ya que algunos de sus miembros no son elegibles para recibir beneficios federales".

Los inmigrantes indocumentados no son elegibles para los beneficios del desempleo, ayuda económica del coronavirus u otros beneficios del gobierno, a pesar de pagar impuestos. Y más de la mitad de los trabajadores agrícolas de California son indocumentados, esto según los cálculos del Departamento del Trabajo de EEUU.

UpValley y otras organizaciones sin fines de lucro forman parte de la coalición 'Organizaciones comunitarias del Valle de Napa activas durante desastres' (o también conocida como COAD por sus siglas en inglés), la cual ha recaudado más de $150 mil a través de donaciones privadas para proveer a evacuados con tarjetas de regalo para la gasolina, comestibles y otras necesidades básicas, dijo Ocón.

Pero ella prevé que se necesitará más ayuda a largo plazo, lo cual incluye apoyo financiero para la renta a los residentes más vulnerables.

Susana García-Sánchez de los Centros familiares UpValley sostiene varias tarjetas de regalo para comprar comida, gasolina y otras necesidades básicas. Esta organización es parte de la red de 'Organizaciones comunitarias del Valle de Napa activas durante desastres' la cual ha recaudado más de $150 mil para evacuados. (Farida Jhabvala Romero/KQED)

Antes de que el incendio Glass destruyera más de 300 hogares en el condado de Napa, algunas familias de escasos recursos ya tenían bastante dificultad para pagar su alquiler. Esta reducción en el suministro de vivienda podría hacer que sea más difícil que continúenme viviendo en el área, dijo Ocón.

"Creo que sí veremos a familias desplazadas", afirma ella. "La vivienda aquí ya es demasiado cara".

La mediana de renta en Napa equivale a más de $2 mil 400 al mes, según funcionarios de la ciudad.

Si estos trabajadores son desplazados, los restaurantes, hoteles, viñedos y lagares para los que trabajan podrían enfrentar serios problemas ya que su competitividad depende en la labor de empleados inmigrantes que trabajan a bajos sueldos, dice Robert Eyler, profesor de economía en la Universidad Estatal de Sonoma.

"Cuando quieran contratar de nuevo a más trabajadores, es posible que el mercado laboral ya tenga un suministro más reducido en comparación a antes", dijo.

Eyler estima que más del 80% de la economía del condado de Napa está conectado de una manera u otra a la industria vinícola o turista. 

"Si no se puede encontrar trabajo aquí y otros estados están abriendo de manera más rápida, tienen menos casos de covid-19, y cuentan con menos incendios que afecten los sectores agrícolas y hospitalarios, es posible que más gente se vaya del estado", dijo Eyler, quien se crió en esta zona.

Trabajadores de escasos recursos necesitarán más apoyo a largo plazo para poder quedarse en la región, al mismo tiempo que luchan contra la inseguridad alimentaria y la inhabilidad de pagar su renta, dijo él. Pero la pandemia y la caída en ingresos fiscales han reducido los presupuestos de los condado y del estado.

Yalitza García, otra persona que fue evacuada, dice que perdió su trabajo de seis años como mesera en un restaurante de Yountville durante la pandemia.

En junio, ella encontró otro empleo como mesera en otro restaurante, el cual sólo puede atender a 25% de sus clientes al interior. Pero el humo de los incendios impidió que atendieran a los clientes al exterior, dice ella.

"Es bastante difícil", dice García, quien es la madre de dos niños pequeños. "Mi sueldo se ha sido reducido bastante".

Ella es una de las 2 mil personas evacuadas que el Condado de Napa ha asistido a encontrar albergue en cuartos de hoteles durante el incendio Glass, esto según funcionarios del condado.

García vino al centro de evacuación con Silvia Arroyo, su cuñada, para recibir almuerzos empacados para dárselos a otros familiares que también están en el hotel.

Arroyo, quien limpia casas, dice que el incendio quemó dos casas en St. Helena donde trabajaba. Ella ya perdió a varios clientes y su ingreso durante la pandemia.

Ambas mujeres dicen que están agradecidas por la comida y los cuartos de hotel donde se están hospedando. Pero también están solicitando ayuda del condado  para pagar su renta, la cual podría ayudarlas a mantener a sus familias bajo un techo mientras encuentran otra manera de ganar dinero, dice García.

"Pero hay que esperar", dice ella. "Ya que mucha otra gente también ha aplicado".


 Recursos para trabajadores inmigrantes

Estas organizaciones ofrecen ayuda económica a inmigrantes indocumentados que viven en la regiones en donde se produce el vino:

Acceda aquí a una lista completa de organizaciones que otorgan ayuda en el norte de California, a través del fondo de resistencia de los inmigrantes de California.

Acceda aquí recursos conectados al covid-19 del estado de California para inmigrantes en español, vietnamita y otros idiomas.

Este artículo fue traducido por el periodista, Carlos Cabrera-Lomelí.


Manténgase informado con las noticias de KQED en Español. Suscríbase a nuestro boletín bilingüe ➡ kqed.org/newsletters

Sponsored

Sponsored