Cuando una niña de 10 años tradujo a nombre de sus padres en la radio, miles de personas se sintieron identificadas

Para muchas personas, ser el traductor de su familia es parte de su rutina (Anna Vignet/KQED)

Dínos: ¿Alguna vez has tenido que ser el traductor de tus papás o ayudar a tu familia a navegar el sistema en los Estados Unidos? Nos encantaría escuchar tu historia.

El 14 de julio, prendí mi radio para escuchar el programa Forum de KQED, el cual iba a tocar el tema de cómo la pandemia de covid-19 ha impactado a la comunidad Latina de manera desproporcionada.

Read in English

Al final del programa, una de las razones principales del impacto ha sido evidente: la falta de información accesible a hispanohablantes en los Estados Unidos. Pero el mensaje llegó inesperadamente en una dulce y valiente voz de una niña de 10 años.

Casi al final del programa, la presentadora Mina Kim nos presentó a una pequeña radioescucha llamada Maggie, la cual estaba llamando a Forum en representación de sus padres. Al principio de la llamada, Maggie se quedó en silencio.

A lo que Kim le preguntó: “¿Qué estás pensando Maggie?” Fue entonces cuando el público escuchó a Maggie preguntarle a su mamá, diciéndole “me están preguntando qué está en mi cabeza”. A lo cual la mamá le respondió en español.

“Me preocupa que mi mamá y mi papá tengan el coronavirus otra vez”, le dijo Maggie a Kim.

En el momento en que escuche la voz de Maggie, paré de trabajar en mi computadora y voltee a ver la radio. (Si, tengo un radio en mi cuarto). Conforme escuchaba a Maggie preguntar si era posible que sus padres se contagiaran de covid-19 otra vez, y revelando que tenía 10 años, inconscientemente me llevé las manos al corazón y empecé a lagrimear.

Ese momento me conmovió, pero luego descubrí que también conmovería a muchas más personas.

La historia de una familia

Maggie, como muchos niños inmigrantes en los Estados Unidos, ha asumido el rol de traductora de su familia a una edad temprana. Pero ella lo llevó un paso más allá y decidió llamar al programa de radio para obtener la respuesta que necesitaba.

Maggie Carrillo Alvarado, llamó al programa de radio Forum, para hacer una pregunta a nombre de sus padres.
Maggie Carrillo Alvarado, llamó al programa de radio Forum, para hacer una pregunta a nombre de sus padres. (Cortesia de Rosibel Vazquez Alvarado)

Después de escuchar el programa, contacté a la mamá de Maggie, Rosibel Vázquez Alvarado, para saber más de su historia. Aprendí que su vecina les había dicho sobre Forum, y que Maggie tomó la iniciativa de hacer la pregunta por si sola, en inglés. (Escucha el momento de la llamada aquí, empezando en el minuto 36:00.)

Alvarado y su familia se mudaron al Área de la Bahía de Guatemala hace dos años. Ella trabaja en un McDonald's, donde cree que contrajo covid-19. Toda la familia de Alvarado también se enfermó, desde su esposo hasta sus cuatro hijos, incluyendo a Maggie.

Tras quedarse en su casa en cuarentena, Alvarado se hizo la prueba nuevamente y volvió a dar positivo por coronavirus. Ella se tuvo que quedar en casa otra cuarentena más para poder recuperarse.

Y mientras ahora se siente mejor, y ha dado negativo a la prueba dos veces, Alvarado no ha regresado a trabajar. Ella dice que sus jefes en McDonald's no quieren compensarla por el tiempo de la segunda cuarentena en el que no pudo trabajar. Actualmente, está recibiendo ayuda del gremio de trabajadores y sus abogados para buscar que se le pague el tiempo que estuvo fuera. "Quiero que me paguen porque estoy casi segura que me agarré el virus ahí", dijo Alvarado.

Esto fue lo que le causó miedo a Maggie, el hecho de que sus padres contrajeran el virus nuevamente por regresar a su trabajo.

Dínos: Alguna vez has tenido que traducirle a tus padres o familiares mientras ellos tratan de navegar la vida en los Estados Unidos?

Una representante de McDonald's el Norte de California le dijo a KQED que la compañía está "segura de que la mayoría de los empleados tienen cubiertos sus días de ausencia por enfermedad si son importados por covid-19, y McDonald's apoya el First Coronavirus Response Act CARES Act que solicitan que se le provea días de ausencia con derecho a sueldo a las personas afectadas por covid-19". El 20 de julio, Black Lives Matter y personas pertenecientes a el gremio protestaron en un McDonald's en Oakland, uniéndose a una protesta nacional a favor de la justicia económica, en esta se citaron problemas específicos que los empleados de McDonald's han tenido durante la pandemia.

Momentos después de que el programa de radio se terminó, la productora Blanca Torres de Forum y la doctora Kirsten Bibbins Domingo, quien fue invitada del programa, se contactaron directamente con Maggie y su mamá para asegurarles que la probabilidad de contraer covid-19 nuevamente es muy baja.

Una experiencia vivida por muchos

Una vez que Forum se terminó, respiré profundo y me metí a Twitter para ver si las personas estaban reaccionando a la conversación en el radio. No encontré nada así que decidí escribir un tuit.

Usualmente me tardo mucho escribiendo mis tuits, esta vez nada más me aseguré que no hubieran ningunos errores ortográficos. En ese momento solo podía pensar en una cosa: ese momento era un ejemplo perfecto de cómo los hijos de migrantes en todos los Estados Unidos tienen que ayudar a sus padres a navegar el sistema estadounidense. Ahora, con la pandemia de covid-19, no puedo imaginar tener esa responsabilidad en tus manos.

Quería que mi tuit fuera visto, pero no esperaba recibir la atención que tuvo. Las personas se sintieron identificadas, les trajo memorias de su niñez cuando ellos fueron los "Maggie" de sus familias.

Aunque Maggie estaba traduciendo español, inmigrantes de cualquier país que no hablen inglés se pueden identificar con este momento especial en el radio.

Los retuits se empezaron a juntar y yo no podía dejar de leer los comentarios de las personas compartiendo sus experiencias. Actualmente, mi tuit tiene más de 29,000 likes.

Sin embargo, no fue específicamente lo que yo escribí lo que resonó con las personas. Yo solamente actué como un megáfono, fue el momento mismo el que fue importante. Ese momento que se repite una y otra vez—traducir en tiendas, a maestros, a las personas del banco. Traducir en el teléfono, interpretar cartas y documentos oficiales. Las historias se parece demasiado para no ver el patron que siguen.

La necesidad de tener información

En muchas ocasiones, a los niños migrantes se les otorga la responsabilidad de ser el traductor de su familia—con la carga que esto representa. Pero lo padres no pueden ser culpados por eso, al final de cuentas, ellos están tratando lo más que pueden en adaptarse a un país al cual han migrado para tener una mejor vida.

Está en las manos del gobierno, y los medios de comunicación, en adaptarse a su audiencia. En leer sus propios datos y ver quién necesita la información, y cómo esa información llegará a las personas de la manera más efectiva. Esto es especialmente importante durante una crisis de salud como la que estamos viviendo actualmente.

Las minorías a menudo son mayormente afectadas en circunstancias adversas en los Estados Unidos, y esta pandemia no ha sido la excepción. La población Latina en el país ha sido afectada desproporcionadamente por la crisis de covid-19, tanto de manera económica como en el número de casos. Lo que significa que la necesidad de información y recursos en español se necesitan ahora más que nunca.

Desde que me mude a este país, supe que quería escribir sobre las comunidades Latinas en los Estados Unidos. Crecer en una ciudad fronteriza como Tijuana, me hizo vivir en una dinámica peculiar entre dos países, pero este no es el caso de todas las ciudades.

Siento que crecí entre lo mejor de dos culturas, pero también fui afectada por lo peor de ambos países. Pero sobre todas las cosas, crecí viendo cómo las noticias hablaban de mi ciudad: como las noticias no reflejaban a mi comunidad, sino que se hablaba de las pocas personas que apoyaban a la violencia.

Sponsored

Al ver cómo mi ciudad era presentada en las noticias fue que decidí, desde temprana edad, que quería ser alguien que dirigiría la narrativa hacia lo que una comunidad es de verdad. Cuando me mude permanentemente a los Estados Unidos, decidí que, aunque probablemente no escribiría de mi ciudad, iba a unirme a muchos otros para destacar y levantar las historias de la comunidad Latina, y producir información que ayude a la vida de las personas. Esa es la razón por la cual me uni al equipo de KQED en Español.

Leer KQED en Español

Este proyecto empezó en KQED un poco después de que la pandemia empezó, con la intención de proveer información oportuna en español a la comunidad Latina en el Área de la Bahía durante la pandemia de covid-19. En nuestro boletín electrónico semanal, contestamos preguntas que nos manda el público sobre el coronavirus, así como enviamos noticias y recursos para la comunidad.

El boletín ha sido bilingüe desde principios de julio. También hemos traducido contenido de KQED, escrito historias originales, colaborado con Univision y El Tecolote, y respondimos a las preguntas del público  por correo electrónico.

Pero el trabajo no ha terminado, como se dice: de aquí pal real. Hay mucho más trabajo por hacerse y mucho terreno que cubrir para que se provea lo que las comunidades Latinas necesitan.

Mientras entiendo que el camino para dar acceso equitativo a la comunidad Latina en español puede ser tener baches, historias como la de Maggie Carrillo nos muestran que el periodismo bilingüe es necesario y que debería estar aquí para quedarse.

En otras palabras, ofrecer información en otros idiomas no debería ser una optativa. Debería ser una carrera universitaria.

Ahora, comparte tu historia:

 

Sponsored